4 de enero de 2015

Tú como sueño que no cesa

El atardecer recorta tu sinuosa silueta,
cuerpo de otro mundo
capaz de llevarme lejos de este,
y mi aliento ha enmudecido.
La noche nos persigue
a nosotros, sus eternos amantes,
mostrando el encuentro
de nuestros cuerpos impacientes.
Mi mirada busca a la tuya,
quiero encontrar ese acusado sentimiento
que llaman amor
y saber que es correspondido.
Quiero hacer contigo
lo que la noche a las estrellas;
aparecerás como mi guía en el caos,
serás la cordura
y mi Norte.

El atardecer recorta tu sinuosa silueta,
silueta que cubre mi cuerpo,
cuerpo que está bajo tu arrope.
La noche nos persigue,
somos sus víctimas y caeremos
en la trampa que es amar.
Tu mirada busca la mía
cerciorándose de la existencia
de nuestro nosotros.
Un nosotros
que nos empeñamos
en volver sempiterno.
Quiero hacer contigo
lo que siempre debí hacer contigo:
quererte sin importar las consecuencias.

2 comentarios:

  1. "Quiero hacer contigo lo que siempre debí hacer contigo". Genial, de verdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas, muchísimas gracias, de verdad.

      Eliminar